martes, 16 de mayo de 2017

Estación de trenes de Ituzaingó: montaron un precario andén provisorio para ascenso y descenso de pasajeros mientras dure la refacción

Actualidad

Como varias de las estaciones de la Línea Sarmiento, la terminal de Ituzaingó comenzó un proceso de remodelación, con el objetivo de nivelarse con las que ya fueron renovadas. El 2017 llegó con aires de renovación para la estación de Ituzaingó aunque los cambes una obra de proporciones la que desarrollará el Ministerio de Transporte de la Nación, que según pudo averiguar Primer Plano On Line demandará entre seis y ocho meses para su finalización.

En pocos días se establecieron las bases para los andenes provisorios, los cuales ocupan la extensión desde el paso a nivel de Juncal (lado Norte) y Pedro Medrano (lado Sur), hacia el lado de Santa Rosa (Castelar). Los andenes transitorios servirán de plataforma para los viajantes durante el largo proceso de reconstrucción. La estación cambiará radicalmente su fisonomía, teniendo en cuenta que dejará de tener un solo andén en el centro, para tener dos en ambos costados.


Sin embargo, durante una recorrida por el lugar, Primer Plano On Line pudo corroborar la llamativa precariedad de la estructura montada de manera transitoria. Hay una escasa cantidad de techos para refugiar a los pasajeros del frío y la lluvia; las barandas que se ven a los laterales no impiden, por caso, que algún chiquito pueda caerse hacia atrás de la plataforma; los pisos son de madera, angostos, y la aglomeración de público puede ser problemática; hay poca iluminación; no hay sanitarios sino algunos baños químicos; y la rampa para el descenso y ascenso del público también es precaria, además de ser único acceso por la calle Juncal. ¿Qué pasaría en caso de que haya algún incidente que amerite evacuación en la otra punta? Falta de planificación o improvisación se dan la mano. Todo eso se puede ver en el video que ilustra este artículo.

Desde el colectivo Usuarios Organizados del Sarmiento recalcaron la desconfianza que tienen por los trabajos iniciados, y citaron como antecedentes otras estaciones como la de Villa Luro, que tardó 110 días en terminarse en 2014, San Antonio de Padua, cuya demora abarcó 443 días entre 2015 y 2016, y Moreno, que tardó 308 días en esos mismos años. Los plazos originales en los tres casos era de tres meses.

“Las estaciones de Ramos Mejía y Ciudadela fueron cerradas y no comenzaron las obras de remodelación. Asimismo, la estación Linieres fue cerrada el mismo día que las anteriores, fue destruido el andén central, pero hace meses que lo único que avanza es el pasto. Es llamativo que, además de no haber finalizado estas 3 estaciones no se finalizó Paso del Rey, y ya quieren empezar con Ituzaingó”, señaló a éste medio Matías Lázzaro, de la organización de usuarios.

“Los que están al frente de estas obras o no les interesan los usuarios o no conocen en realidad cómo son las estaciones del Sarmiento, porque cada terminal es diferente y no pueden ser encaradas con idénticos andenes provisorios como están haciendo”, agregó Lázzaro. Comparó las remodelaciones en el Sarmiento con las del Roca, en donde sí ponen pisos de material en las zonas en que están extendiendo la electrificación del servicio. Y cerró con desconfianza sobre los plazos de la obra: “Si la estación de Ituzaingó está programada para terminarse en menos de un año, como viene la mano hay que prepararse para que dure 5 o 6 años la obra”.PrimerPlanoonline

2 comentarios:

  1. No me quiero imaginar si hacen eso en morón o haedo
    Julián Emmanuel Romano

    ResponderEliminar
  2. Y porqué se gasta plata en modificar estaciones si ya está en marcha el soterramiento??? Arriola Carlos.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.